martes, julio 04, 2006

Entre la comedia y el drama


Mexicanos en GL. Junio


Mientras el mundial de futbol acaparaba la atención, los peloteros mexicanos en ligas mayores siguen con un año poco prodigioso. En junio, hubo momentos de comedia, como cuando Loaiza manejaba su Ferrari más rápido que una bola de Randy Johnson, pasó la noche en chirona y salió a lanzar mejor que cuando completo. Pero también de drama, cuando el pitcher estrella de Pittsburgh, Oliver Pérez -mal y de malas porque en las raras ocasiones en que salió dominante no obtuvo ayuda de su equipo-, fue degradado a AAA,



Oscar Villarreal. A pesar de que en junio no ganó un solo juego, y en cambio cargò con una derrota; a pesar de que no se quedó con el puesto de cerrador de Atlanta, Oscar Villarreal sigue siendo el pelotero mexicano más destacado en las Grandes Ligas. Durante el mes tuvo 9 apariciones en las que lanzó para 3.46. Actualmente su record es de 7 ganados con 1 perdido y 4.02 de limpias.

Rodrigo López. Dos salidas de calidad, dos ganados, dos perdidos y un juego sin decisión es el saldo de Rodrigo en junio. Nada del otro mundo, pero también la confirmación de que el mexiquense ya revirtió su mal principio de temporada. El de los Orioles, quien lleva 5 ganados, 9 perdidos y 6.32 en carreras limpias.

Dennis Reyes. El gordito de Higuera de Zaragoza tuvo un gran mes. Hizo 11 salidas en junio y sólo en una ocasión permitió carrera. Ahora los Mellizos lo están usando como preparador del cierre. Su marca de 1-0, con un magnífico 1.29 de limpias, habla por sí sola.

Adrián González. El pelotero hecho en Tijuana se consolidó en San Diego, con un mes en el que su bat despertó, conectado 6 cuadrangulares. Batea en la temporada para .279, con 11 jonrones y 31 producidas.

Elmer Dessens. El sonorense ha lanzado muy bien este año, salvo cuando lo ponen en situación de salvamento, porque entonces le tunden. En el mes ganó un juego, perdió dos, salvó otro, echó a perder dos rescates y trapeó limpiamente una respetable cantidad de entradas. Lleva 4-7, con un salvado y mejoró a 4.09 de limpias.

Esteban Loaiza. Tras regresar de la lista de lesionados –y de un infame inicio de temporada- el de Tijuana hizo noticias en cadena. Ganó 3 juegos para los Atléticos de Oakland –uno de ellos, poco después de salir de la cárcel, donde pasó una noche por conducir su Ferrari en estado de ebriedad; el otro, su primer juego completo en dos años-. A cambio, cuando no estaba crudo, perdió dos partidos (uno de ellos porque se tardaron un mundo en sacarlo). Su marca actual es de 3-5, con 6.39 de limpias (la quinta derrota corresponde al mes de julio).

Jorge Cantú. El tamaulipeco regresó al line-up de Tampa Bay, tras más de un mes en la lista de lesionados, y ha respondido al bat y con el guante, sin alcanzar los niveles quemantes que se esperaban: 3 cuadrangulares, 15 producidas y .281 desde su regreso, para un total en la temporada de .286, 4 jonrones y 26 impulsadas.

David Cortés. El de Mexicali vio poca acción en junio, y salvo en una ocasión en que Florida lo molió a palos, colgó los ceros requeridos. Terminó el mes con 3-0, y 3.46 de limpias, pero inició julio con una derrota.

Vinicio Castilla. Tras un mayo cercano al desastre, el veterano oaxaqueño mejoró al bat en el cálido junio, ayudado por unos cuantos días de descanso que le concedieron los Padres. Con el guante sigue siendo una garantía. Batea para un modesto .238, con 4 palos de vuelta entera y 23 producidas.

Alfredo Amézaga. Pasó buena parte del mes como jardinero central de los Marlines de Florida, luego pasó a la segunda base. El utility está en la mejor temporada de su no muy brillante carrera ligamayorista, con .240 de bateo, dos jonrones, 10 remolcadas y muy buenas 6 colchonetas robadas.

Oliver Pérez. Para Oliver el drama no termina. En junio acumuló 5 victorias seguidas. En tres ocasiones le llovió leña, pero en las otras dos perdió duelos de pitcheo. Sigue teniendo problemas enormes con el control (que es un asunto más de la cabeza que del brazo) y con los cuadrangulares recibidos. Cuando su marca llegó a 2-10, los Piratas decidieron bajarlo a AAA. Con Toledo ya ganó un juego. La rehabilitación de Oliver, un grandísimo prospecto, es algo que deseamos con fervor.

Juan Castro. El discreto infielder de Minnesota, fiel a su costumbre, perdió la titularidad a mitad de temporada. Comparte el puesto y entra a menudo de emergente o para trabajo defensivo. Batea .236, con 2 vuelacercas, 17 producidas y un robo.

Edgar González. El pitcher ganador del duelo histórico contra EU en el Clásico Mundial fue finalmente subido al roster de Arizona. Ha iniciado dos partidos y los ha perdido ambos. Pero el segundo fue una salida de calidad.

Jorge de la Rosa. Tras participar con relevista intermedio, el regiomontano abrió dos juegos para los Cerveceros este junio. Perdió el primero y en el segundo tuvo que salir por ampollas en los dedos. Se encuentra en la lista de lesionados. Su récord: 2-2, con 8.60 de limpias.

Humberto Cota. Sigue de backup en la receptoría de Pittsburgh, jugando los sábados –que suele ser el día de descanso del titular- sin mayor lustre. Al bat, lleva .227 con 4 producidas.

Miguel Ojeda y Oscar Robles siguen esperando que los llamen de AAA, y Ricardo Rincón que su hombro termine de sanar.

No hay comentarios.: