miércoles, mayo 03, 2006

Miseria de abridores, esplendor de relevistas



Mexicanos en GL.. Abril



Si al principio de la temporada en las ligas mayores, nos hubieran dicho que los lanzadores mexicanos llevarían 11 victorias para fines de abril, habríamos pensado que Oliver, Rodrigo y Loaiza habrían tenido un inicio candente. No es así: están para llorar. Son los relevistas quienes han dado la cara por el beis mexicano. Y si nos hubieran dicho que el mexicano con más cuadrangulares sería Miguel Ojeda, simplemente no lo hubiéramos creído. Aquí, la primera entrega –abril- del análisis de los mexicanos en Grandes Ligas, en orden de su desempeño individual.

David Cortés. Uno de los factores que tiene, sorprendentemente, a los Rockies de Colorado en primer lugar de su división, es que el pitcheo no ha sido tan terrible como en otros años. Y una de las razones ha sido David Cortés, quien ya había demostrado, en el Clásico Mundial, que viene filoso. El de Mexicali ha admitido carreras en sólo una de sus 12 salidas, ha mantenido ventajas en juegos cerrados, en una semana inolvidable ganó 3 juegos, no lleva derrota y tiene un magnífico 1.42 en carreras limpias.

Oscar Villarreal. Cuando los Bravos de Atlanta llevaban 5 victorias en la campaña, 4 de ellas se las había adjudicado el joven lanzador de Nuevo León. Es algo que no sucedía en la franquicia desde que lo hizo, hace casi un siglo, un tal Cy Young. Parte de ello se debió a la suerte (los Bravos dieron la vuelta a la pizarra mientras él lanzaba), pero otra parte se debe a que ha seguido repitiendo la fórmula de esos dos innings maravillosos frente al equipo de Estados Unidos. Con 4-0 y 2.45 en carreras limpias amenaza el puesto de cerrador de Chris Reitsma.

Elmer Dessens. ¿Hay un puesto más ingrato en Grandes Ligas que el de relevista largo de los Reales de Kansas City? En él, Dessens ha lucido. Le han anotado sólo en 2 de sus 12 apariciones (echó a perder un salvamento y perdió un juego), y ha contribuido en 4 de las 5 victorias que lleva su equipo en la campaña. Tiene record de 1-1, con un PCL de 2.63.

Jorge Cantú. El estrella de los Mantarrayas de Tampa empezó bien, pero tuvo problemas primero con un tobillo y luego con una fractura en el pie, que lo tiene en la lista de lesionados. Terminó abril con .291, un cuadrangular y 11 impulsadas. Dentro de las malas noticias, una buena: tiene más paciencia, recibe más bases por bolas y ha mejorado notablemente su porcentaje de embasamiento (OBP).

Adrián González. La lesión de Ryan Klesko le abrió la oportunidad de la titularidad en San Diego al primera base del equipo mexicano. Empezó con bat de fuego, dando razón a los buscadores que ven en él un gran prospecto, pero se apagó un poco en la segunda quincena. Batea para .256, con un jonrón, 12 anotadas y otras tantas producidas.

Miguel Ojeda. Se ve que los aires de Colorado ayudan a los peloteros mexicanos. El Negro de Guaymas le arrancó a Danny Ardoin la titularidad en la receptoría de los Rockies, y batea para .293 con dos vuelacercas y ocho impulsadas.

Vinicio Castilla. Obligado a jugar la mitad de los partidos en un parque –el Petco Park de San Diego- que es un paraíso para los lanzadores, el oaxaqueño ha cumplido su papel con más gloria en el guante que en la majagua. Batea para .253, lleva un palo de vuelta entera y 8 producidas.

Rodrigo López. El de Tlanepantla ha tenido problemas para trabajar las esquinas. Eso lo ha llevado a cuentas peligrosas, a otorgar un exceso de pasaportes y a recibir por lo menos 4 carreras en cada una de sus salidas. Lleva 1 ganado y 3 perdidos para los Orioles, con 6.81 de carreras limpias.

Oliver Pérez. El zurdito de Culiacán y los Piratas tiene record de 1-4 y un partido que le tiraron los relevistas. Sigue ponchando bateadores rivales a diestra y siniestra, pero sigue otorgando demasiadas bases y admitiendo batazos largos. Lo preocupante es que estos números se parecen demasiado a los del año pasado, que supuestamente era una excepción negativa.

Juan Castro. Se está agenciando la titularidad en las paradas cortas de Minnesota. Es garantía al fildeo. Empezó bateando muy bien, pero cayó en uno de sus conocidos slumps para terminar el mes con un mediocre .234, 4 producidas y un robo.

Jorge de la Rosa. Los Cerveceros le han dado al joven regiomontano la tarea del relevo intermedio en juegos cerrados. En 5 de sus 7 salidas ha funcionado. En las otras dos lo molieron a palos. Como resultado lleva 1 ganado y 1 perdido, aunque con un feo 8.59 en carreras limpias.

Humberto Cota. Se suponía que sería el receptor sustituto de los Piratas, pero ha jugado la mitad de los partidos, gracias a que tiene un mejor manejo de los pitchers que Ryan Doumit. Al bat sigue flojón. Batea para .239, con 3 impulsadas.

Esteban Loaiza. Cinco salidas ha tenido el de Tijuana. Una regular, tres malísimas y otra en la que agradeció a Tláloc la lluvia, porque le habían metido 6 carreras en la primera entrada. Con récord de 0-3, una recta que ha perdido velocidad notablemente y un porcentaje de carreras limpias de 8.35 (sería superior a 10, de no ser por el aguacero salvador), la actuación de Loaiza preocupa, y mucho, a la directiva de los Atléticos de Oakland.

Alfredo Amézaga. “¿Hay un puesto más ingrato en Grandes Ligas que el de relevista largo de los Reales de Kansas City?”, preguntábamos hace unos párrafos. “Sí: utility de los Marlines de Florida”, podría responder Amézaga. Con esa chamba (en la que incluso este infielder ha jugado de jardinero), el sonorense batea para .273, con una producida y –eso sí- dos colchonetas robadas.

Dennis Reyes. El gordito de Higuera de Zaragoza volvió a la gran carpa a fin de mes. Lanzó dos entradas con los Mellizos, y no le anotaron carrera.

Oscar Robles. Primero los Dodgers ingratos lo sacaron del roster. Tras una tacita de café en AAA, volvió al equipo grande. El utility lleva un hit en ocho turnos, pero aún así se las ha agenciado para anotar en 3 ocasiones (recuerden que contra la base por bolas no hay defensa).

Ricardo Rincón. No le ha ido bien en San Luis. Lanzó poco más de tres entradas, se le embasó la mitad de los bateadores que enfrentó, acabó el mes con 10.80 de efectividad y en la lista de lesionados, con tendinitis en el manguito rotador (y eso duele hasta cuando uno se levanta de la cama, señores).

No hay comentarios.: