viernes, abril 01, 2005

Poemas Herméticos de Jimmy Johnson

Esta es la traducción de uno de los misteriosos poemas -bellamente herméticos- que fueron encontrados en el apartamento que a finales de los años ochenta abandonó, en la ciudad de México, el estadunidense Jimmy Johnson.

Citando a un Marine
a la manera drogada,
cocina un carnero, un kilate,
cómete al réferi.
Io no, fuchi.
¡Fuchi! ¡Tet! ¡Hey!
Junta un callejón
Junta un callejón
Kay, ¡Fuchi!

Al parecer se trata de una cruda crítica a la guerra de Vietnam, en la que Johnson participó como marine. Las drogas, el soldado como carnero expiatorio, como riqueza desperdiciada, la inexistencia de reglas claras, el no obtener a Io (la luna de Júpiter), el asco, la aprehensión durante la llamada Ofensiva del Tet del Vietcong en 1968, la vida como callejón sin salida, o quizá como laberinto, el asco hacia Kay, la ex-esposa de Johnson, quien lo abandonó cuando supo que regresaba vivo y que ella no cobraría el seguro de vida, todo se junta en un amasijo (¿Acaso la vida no es un amasijo?) lleno de fuerza y de tensión.

Posteriormente se encontraron otros dos poemas de Johnson.
Uno da cuenta de su coqueteo con el Islam y el budismo, que no cuajó porque Johnson se volvió ateo. En él se ve el trayecto hacia la verdad personal del poeta, que pasa del deseo de fusionarse con las cosas vivas (¿O tal vez con la sociedad convertida en una colmena?), a la visión objetiva, sin Dios, de las cosas, a la percepción whitmaniana de ser un Dios de sí mismo, y que culmina con un grito irónico de Estados Unidos como Oz, la tierra del mago (que algunos analistas identifican con Nueva York: nótese que las letras OZ son precedidas por las letras NY en el alfabeto inglés y que la bruja mala, a los ojos de los granjeros de Kansas durante la Gran Depresión de 1929, los banqueros neoyorkinos eran la encarnación del mal). En fín, otro gran poema hermético.

¿Alá? Sé abejas.
¿Alá? ¡Bah! Abejas
¿Ala? Yo veo también.
¡América, América!
Yo también Oz.

El tercer poema también se refiere a Vietnam y a la frustración de Johnson con la ex-esposa:

Como un timbrazo, como un timbró,
el más bajo y loco Eros, el cuerdo Huang,
orina entonces, Pan;
orina entonces, Kay,
tanto menos que el camino de Ung, por tanto
suelta un peón y un rugido de Joe.
Ricky, Ricky, Ricky corrió.

Aquí las referencias son a la locura y perversión de la guerra, que se convierten en un sonido interno, al carácter dionisiaco de la misma (capturado en la imagen del Dios Pan), así como la constante crítica al uso de soldados supuestamente valientes (los G.I Joes que rugen) como meros peones sueltos. Al final, una crítica directa al expresidente Richard Nixon, quien aparece en el poema como un cobarde.

Seguramente todos estos poemas pierden fuerza en la traducción; por lo tanto, lo mejor es transcribir los originales y leerlos en voz alta.

Dating Marine

Dating marine,
the doping way,
cook a ram, a carat,
eat a ref away,
Io no, phooey!
Phoeey! Tet¡ Hey!
Peg alley, peg alley,
Kay, a-phooey!


Allah, Be bees!

Allah? Be bees!
Allah? Bah! Bees.
Alla? I see too.
America! America!
I, the Oz too.


Lowest mad eros, the sane Huang

As a ring, as a rang,
lowest mad Eros, the sane Huang,
Pee then, Pan,
Pee then, Kay, so
less than Ung's way so,
ease a pawn and a Joe roar.
Ricky, Ricky, Ricky Ran.

No hay comentarios.: