viernes, junio 01, 2018

Una lección para Osuna





Mexicanos en GL. Mayo 2018










La noticia del mes para los peloteros mexicanos en Grandes Ligas ha sido la suspensión del estelar Roberto Osuna, quien fuera arrestado y acusado de violencia doméstica. Por ahora está en permiso administrativo, cobrando pero sin jugar, en lo que se define su situación en los juzgados, el 18 de junio. Ligas Mayores se toma en serio este tipo de asuntos, dada cuenta que los deportistas son imagen y ejemplo, y es muy probable que tras la sentencia, Osuna sea suspendido hasta 30 partidos. Del asunto han trascendido pocos detalles, salvo que se trató de violencia física. Con esto, Osuna se perderá más de dos meses de campaña y, en los hechos, le habrá dado al traste. Ahora su carrera será cuesta arriba. Sabemos que el lanzador sinaloense sufre de ataques de ansiedad, y es probable que la agresión haya ocurrido durante uno de ellos. Es difícil, pero estos problemas mentales deben ser controlados constantemente. La suspensión será una lección para que este tipo de actitudes no se repitan. Ojalá y el serpertinero aprenda.  

Por lo demás, sólo contadas excepciones pudieron evitar que mayo del 2018 fuera uno de los peores meses en el desempeño de los peloteros mexicanos en los últimos años.

Aquí el balance del contingente nacional en lo que va del año, ordenado de acuerdo con el desempeño de cada uno en la temporada (como siempre, incluimos a los paisanos que han jugado con México en el Clásico Mundial) 

Christian Villanueva, tras un inicio de campaña arrollador, entró en el slump de bateo más grande que yo le recuerde a un mexicano: 37 turnos sin hit (pensemos que hace unos años el Cochito Cruz se fue de 31-0 y con eso dejó las Ligas Mayores para siempre), lo que le tumbó cien puntos en su porcentaje de bateo. Sin embargo, Christian, tras unos juegos en la banca, contra lanzadores derechos, tuvo un buen retorno en la segunda mitad del mes, disparando vuelacercas al por mayor.  En el mes, .170 de porcentaje, con 7 cuadrangulares y 16 producidas. En el año, .241, 15 cuadrangulares y 35 impulsadas. Va en segundo lugar en jonrones en la Liga Nacional y compite para Novato del año. A cambio, es inconstante en el fildeo: tremendos atrapadones, pero ya una decena de errores.

Héctor Velázquez se perdió diez días por un dolor en la espalda, y regresó al relevo en los Medias Rojas. Tras la lesión, sus relevos no han sido tan largos, por lo que ya no ha estado en posición de quedarse con la victoria en los juegos. El sonorense tuvo marca en mayo de 1-0 y 2.35 de efectividad (carreras limpias permitidas por cada nueve entradas lanzadas): En el año, 5-0, 2.12 y 20 ponches.

Roberto Osuna, el lanzador más joven en llegar a cien salvamentos en las mayores, alcanzó a tener un par de rescates más para los Azulejos de Toronto antes de ser puesto de lado por decisión de las Mayores. Su problema, lo sabemos, no está en la lomita de las responsabilidades, sino en la falta de responsabilidad fuera de ella: lleva marca de 0-0, 9 partidos salvados, 2.93 de PCL y 13 pasados por los strikes.

Víctor Arano empezó el mes en la lista de lesionados y regresó al bull-pen de los Phillies. El veracruzano no ha estado tan filoso como a principios de temporada, pero aún así puede presumir de una efectividad de 2.08 y 19 chocolates. Los rivales le batean apenas para .197

Adrián González se aferró a la titularidad en la primera base con los Mets de Nueva York y, sin ser ya una estrella, ha cumplido con creces las expectativas. El Titán de origen tijuanense bateó en mayo para .289, con 3 jonrones y 7 carreras producidas. Sus números en lo que va del año: .261, 6 cuadrangulares y 25 impulsadas. Su guante y su clase siguen siendo deslumbrantes: no lleva un solo error en el fildeo.  De seguro no será campeón de bateo, pero sí puede ser Guante de Oro.

Fernando Salas, tras un abril maravilloso, ha tenido un mayo trastabillante, como todos los Diamantes de Arizona. El relevista intermedio acumuló derrotas en el mes; le anotaron más de una carrera limpia por inning lanzado. Sus números acumulados: 3 ganados, 4 perdidos, efectividad de 4.55 y 22 ponches.

Joakim Soria. El de Monclova perdió el puesto de cerrador con los Medias Blancas de Chicago, luego de desperdiciar un rescate donde llevaba ventaja de tres carreras. En el mes perdió dos juegos. Lleva récord de 0-2, 4.42 de PCL, 20 chocolates recetados, 4 juegos salvados y dos rescates desperdiciados.

Jorge De la Rosa también cargó con una derrota para los Diamondbacks. En el relevo intermedio, el zurdo regiomontano tuvo un mal mes, con 6.94 de limpias. Su marca del año: 0-2, con 6 holds (ventajas sostenidas en situación de salvamento), 3.79 de PCL  y una decena de ponches.

Vidal Nuño fue llamado al bullpen de las Rayas de Tampa a mediados de mes. Le ha dado para ganar un juego. 1-0, con 3.00 de efectividad.

Giovanny Gallegos ya se tomó su primera tacita de café con los Yanquis en este 2018. Lo llamaron, lanzó dos entradas sin permitir carrera y lo regresaron a AAA.

Sergio Romo ha sido la pieza central en la nueva, y extraña, estrategia del manager de las Rayas de Tampa Bay, Kevin Cash. Lo han puesto a abrir juegos, pero en veste de “cerrador”. A él, que había tenido 588 apariciones en relevo en Grandes Ligas antes de abrir un juego. El propósito, que se enfrente a bateadores derechos por una o dos entradas. Las dos primeras ocasiones estuvo excelente; las dos siguientes, del nabo. En medio, tuvo una oportunidad para hacerse de un salvamento. Sus números del año: un ganado, un perdido, un salvado, 3 rescates desperdiciados, 4 holds, un feo 6.33 de PCL,  y, 28 sopas de pichón a los bateadores rivales.  

Jaime García, acumuló en mayo dos aperturas desastrosas, una ida a la lista de lesionados por una inflamación en el hombro, una salida de calidad y una baja en la confianza. No sale de la rotación de los Azulejos porque toda ella es un desastre. En el año el zurdo tamaulipeco lleva 2 victorias, 3 derrotas, PCL de 5.52 y 43 ponchados.

Luis Cessa, con los Yanquis, pero en la lista de lesionados. Efectividad de 4.50 y 5 pasados por los strikes.

Marco Estrada tuvo una salida de calidad en el mes, pero no la ganó. A cambio, tuvo 6 muy malas, y perdió cuatro de ellas. Al igual que García, sólo la penuria general de la rotación de Toronto lo mantiene en el róster. Lleva marca de 2-6, 5.68 de PCL y 42 chocolates.

Alex Verdugo estuvo un rato en los jardines de los Dodgers, supliendo al lesionado Yasiel Puig. Acumuló  .265 de porcentaje, con una producida.

Daniel Castro, en una situación parecida a la de Verdugo, pero con los Rockies y en sustitución de D.J. LeMahieu, jugando la segunda base, se hizo de los siguientes números: .176 de porcentaje, 1 cuadrangular y 6 impulsadas. La buena noticia para el de Guaymas es que LeMahieu regresó y a él no lo reenviaron a AAA.

Carlos Torres no funcionó en el relevo de los Nacionales de Washington y le dieron las gracias. 6.92 de PCL y 9 ponches.

Miguel González fue pasado a la lista de lesionados de 60 días. El Mariachi regresará a los Medias Blancas, si acaso, después del Juego de Estrellas. Sus impresentables números: 0-3, 12.41 de limpias y sólo 5 ponches.

Yovani Gallardo, ya sin chamba, con 30.86 de PCL y un par de ponchecitos.


Efrén Navarro, un hit en seis turnos, en la tacita de café que se tomó con los Cachorros.  

1 comentario:

Joe Miller dijo...

This actually answered my downside, thanks! online casino games